Vamos mujer2022-03-14T14:28:37+00:00

Vamos mujer (1981*-1991*)

El Comité de Defensa de los Derechos de la Mujer (CODEM) nació públicamente el 18 de febrero de 1980, conformado inicialmente por mujeres de distintas zonas de Santiago, tanto pobladoras como trabajadoras y mujeres universitarias. Desde el día de su lanzamiento en casa de Don Clotario Blest y con la presencia de diversos medios de comunicación—, el CODEM se organizó en torno a una declaración de principios que señalaba: “nos organizamos para impulsar y fortalecer la organización de la mujer, para capacitar y educarnos, y para unirnos a las luchas del pueblo en su conjunto”. Muchas de las mujeres que formaron CODEM eran cercanas al Movimiento de Izquierda Revolucionario (MIR), pero en la bibliografía existente no se menciona la existencia de un vínculo orgánico entre ambas organizaciones. Lo que sí se sabe es que CODEM tuvo una articulación con el Comité de Defensa de los Derechos del Pueblo (CODEPU). CODEM destaca por ser una organización de mujeres que llegó a alcanzar una presencia a nivel nacional, con comités regionales y territoriales. Además del núcleo de Santiago, el CODEM de la VIII región fue especialmente fuerte y relevante en el desarrollo de la organización. Un hito dentro de la historia de la agrupación fue la campaña ante el fin del Sistema Nacional de Salud y la precaria condición de los consultorios y hospitales, dando cuenta de la resistencia que ejercieron ante las políticas impuestas por la dictadura. Se hizo un primer Encuentro Nacional en Valparaíso, y un segundo en Concepción, en el que lograron establecer una estructura nacional.
El primero de los números fechados de Vamos mujer data de marzo de 1982, sin embargo, y a raíz de su numeración, inferimos que las publicaciones comenzaron un año antes, en 1981. Con una periodicidad que fluctuó entre uno y cuatro meses y un promedio de 20 páginas, CODEM publicó este boletín durante toda una década probablemente hasta 1991, siendo la publicación más duradera y estable de todas las que tenemos referencia. También, a lo largo de la década se observa una gran estabilidad en el formato y diseño, que se evidencia, por ejemplo, en la tipografía utilizada en el nombre de la publicación. A partir de 1989 introducen sucesivos cambios en el diseño, incluyendo el del nombre de la publicación. Si bien sus secciones no son completamente fijas, hay varias que se mantienen a lo largo del tiempo, como “Situación nacional”, “Yo lo viví así”, “Las mujeres cuentan”, “Aprendiendo juntas”, “Pido la palabra”, y “Vamos mujer orienta”, lo que da cuenta de una fuerte línea editorial.
La organización de las mujeres fue el principal tema de Vamos mujer a lo largo de la década. Para empezar, sus números se refieren constantemente a su propia organización, CODEM: su historia, sus demandas, y las actividades y movilizaciones que han impulsado y proyectan. Además, hablan mucho de la importancia de la organización de las mujeres pobladoras, que es su lugar de enunciación y su principal ámbito de acción, y de los procesos de organización y articulación que se dan en diversos encuentros de mujeres. Ahora bien, lo que destaca en esta publicación es que la organización de las mujeres se plantea en diálogo permanente con lo que sucede en el ámbito de la lucha y organización popular general, desde un enfoque que busca relevar el cruce entre la opresión a las mujeres y de clase.  Especialmente en la sección “Situación Nacional”, este último tema tiene una presencia constante que se intensifica en los tiempos de las jornadas de protesta y el paro nacional. Así, CODEM fue perfilando su lucha por una democracia popular, una a la no se llegará a partir de la transición pactada que critican al verla  fraguarse ya desde 1985. Fuera del proceso organizativo propiamente tal, sus números también dedicaron importante espacio a denunciar la represión a las movilizaciones, las violaciones a los derechos humanos (especialmente la situación de los presos y presas políticos y los consejos de guerra); así como también las alzas de precios y la pobreza generalizada en que vivía el pueblo.
Desde una perspectiva feminista popular, Vamos mujer abordó diferentes aspectos de la opresión hacia las mujeres y la lucha para superarla: la violencia política-sexual, la historia de las mujeres y de la lucha feminista tanto en Chile como el extranjero, el trabajo doméstico, las diversas actividades del movimiento actual, entre otros. En 1985 publica el Pliego de los Derechos de la Mujer, elaborado de CODEM, que presentaba los derechos que reivindicaban en diversos apartados: vida, trabajo, salud, vivienda, alimentación, educación, derechos civiles, soberanía nacional, y participación. A través de viñetas ilustradas, la sección “Vamos mujer orienta” presentaba en profundidad la vida de importantes mujeres luchadoras latinoamericanas, como Amada Pineda y Domitila Chungará (de quien se reproducen extractos de su famoso testimonio). Destaca también una sección pedagógica orientada a enseñar a las mujeres sobre diversos temas desde una perspectiva práctica, desde la sexualidad hasta instalaciones eléctricas. 

Cómo citar este texto:

Schroder, Daniela, Valentina Salinas y Luz María Narbona. «Vamos mujer». Boletinas feministas. http://boletinasfeministas.org

Ir a Arriba