Boletín La Morada2022-03-14T14:24:38+00:00

Boletín La Morada (1986*-1987*)

El Boletín La Morada nació por iniciativa de la Casa de la Mujer La Morada, organización abiertamente feminista formada a partir de la escisión del Círculo de Estudios de la Mujer en 1983 en dos grupos: el Centro de Estudios de la Mujer (CEM), orientado a la investigación, y la Casa de la Mujer La Morada, enfocado en el activismo político del movimiento de mujeres. Ubicada en la calle Bellavista, en el centro de Santiago, la Casa La Morada fue un espacio abierto a mujeres que quisieran sumarse al movimiento. Allí se reunían en su mayoría mujeres profesionales de clase media, entre las que destacaron Julieta Kirkwood, Margarita Pisano, Eliana Largo, María Antonieta Saa, Raquel Olea, Vicky Quevedo, Verónica Matus, por mencionar solo a algunas. A partir de las mujeres reunidas en la Casa La Morada se conformó el grupo autodenominado «Movimiento Feminista», que hizo su famosa aparición pública pidiendo “Democracia ahora” en las escaleras de las Biblioteca Nacional. Cabe señalar que en La Morada se creó la primera biblioteca en el país especializada en temáticas feministas, la que fue incendiada por las fuerzas represivas de la Dictadura.
Aunque no tenemos plena certeza de las fechas de inicio y término, la Casa de la Mujer La Morada comienza a publicar alrededor de 1986 una “hojita” —como la recuerda una de sus integrantes— que salía mensualmente y que pronto pasó a establecerse como el boletín de la organización, adoptando una periodicidad bimensual. Este boletín estaba concebido principalmente como vehículo para difundir los eventos que se realizaban en la Casa, así como también las actividades en que el colectivo participaba. La lectura de sus páginas nos remite constantemente a diversos talleres, lanzamientos de libros, encuentros, asesorías legal y sicológica, seminarios, exposiciones, etc., algunas de las cuales eran actividades regulares, como los lunes abiertos, los miércoles comunicativos, o los espacios debates organizados cada 15 días. 
El boletín comienza como una publicación muy pequeña, que pasa de 4 a 12 páginas en un plazo de dos años, periodo en el cual se observa también una mejora en su calidad material, tanto en la reproducción de fotografías como en la impresión de sus páginas. En general, los textos publicados eran breves y de carácter más bien informativo, mientras que los de análisis o reflexión se presentaron con menor frecuencia. Tenía algunas secciones estables muy simples, como “Noticias”, “Actividades”, “La Morada en” y “Reflexiones”. Respecto de la circulación, indicaban que era “restringida y, por ahora, gratuita”. A diferencia de otras publicaciones similares, en esta se pueden observar algunos avisos económicos de diferente tipo, desde información sobre venta de productos por parte de compañeras, hasta avisos publicitarios de tiendas.Desde una perspectiva autónoma respecto a los partidos, el colectivo decidió hacer política desde el feminismo, con el  objetivo de ir más allá de la integración de las mujeres al “mundo laboral” y “político”,  apostando a la transformación de la sociedad desde su raíz. Como Movimiento Feminista instalaron públicamente la famosa consigna “Democracia en el país y en la casa”, que planteaba que “lo personal es político”, recuperando las vivencias concretas de discriminación y opresión —en palabras de Julieta Kirkwood— “como alimento y punto de partida de una conciencia femenina colectiva y política”. El sinfín de talleres y actividades que realizaron estaba en concordancia con estos principios y tenía el fin último  de construir redes y formación política feminista, como forma de levantar su proyecto político. Así, a través de sus actividades y de su boletín en los años 80, La Morada contribuyó a instalar progresivamente la idea de que la condición de opresión de las mujeres es un problema social de primer orden, y que serán las propias mujeres, organizadas sin el tutelaje patriarcal de los partidos, las protagonistas de los profundos cambios por venir.

Cómo citar este texto:

Schroder, Daniela, Valentina Salinas y Luz María Narbona. «Vamos mujer». Boletinas feministas. http://boletinasfeministas.org

Ir a Arriba